3 salsas saludables para la pasta [recetas]

Aunque la pasta es un plato muy saludable si es 100% integral [Ver: cómo elegir una buena pasta], puede ser una buena idea para la alimentación de niños y mayores, muchas veces la ‘arruinamos’ por las salsas que añadimos, sobre todo las industriales, cuyos mayores problemas con el exceso de sal, la baja calidad de sus aceites, su contenido en grasas saturadas, etc. Por ello, merece la pena trabajar esas salsas en casa. Vamos a ver 3 opciones.

1/ SALSA DE TOMATE CASERA

salsatomate

Ingredientes: 4 tomates maduros, ½ cebolla, ½ pimiento verde, 2 dientes de ajo, pimienta negra, nuez moscada [opcional], 1 cucharada de aceite de oliva, 1 pizca de sal

RECETA: Pelamos los tomates, para que sea más fácil ponemos agua a cocer en una cacerola, cuando hierva introducimos los tomates 30 segundos, los sacamos y será más cómodo retirar la piel.

En una sartén calentamos el aceite y ponemos la cebolla, el pimiento y los dientes de ajo cortados muy finitos, salamos al gusto, cuando estén dorados, unos 10 minutos a fuego medio, añadimos los tomates cortados en daditos, es posible que tengamos que poner otra cucharada de aceite, con una cuchara de madera vamos aplastando los trozos de tomate, cocinamos durante 20 minutos removiendo de vez en cuando. Rectificamos de sal y si no nos gustan los ‘tropezones’ podemos pasar la salsa por la batidora.

2/ SALSA PESTO

PESTO

Ingredientes: 50 g de piñones, 30 g de albahaca fresca, 1 diente de ajo, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y sal

RECETA: Tostamos ligeramente los piñones en una sartén, sin aceite. Colocamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y trituramos hasta que quede una salsa homogénea, si queda muy espesa podemos poner algo más de aceite.

3/ SALSA DE ALMENDRAS

almendra

Ingredientes: 50 gramos de almendras, 1 cucharada de curry, 1 cucharadita de cúrcuma en polvo, ½ taza de leche vegetal, 1 cucharita de pimentón picante y 2 cucharadas de salsa de soja.

RECETA: Picamos ligeramente las almendras, con un procesador o con el cuchillo. En una sartén ponemos la leche vegetal y cuando hierva añadimos todos los ingredientes, dejamos reducir sin que se consuma del todo la leche.

 BlogMadrid