Atracón navideño: 5 consejos para reducir su impacto

En esta época del año nos volvemos todos un poco locos y cometemos muchos excesos, nos dejamos llevar por el consumismo imperante, también en la mesa, a la hora de realizar comidas familiares, con amigos… y no siempre optamos por los platos más saludables posibles, alegando aquello de ‘una vez al año…’, en este breve artículo te mostraré 5 sencillos consejos para que el impacto de estos atracones sea algo menor. 5 consejos prácticos:

  • No llegues con un hambre voraz a la mesa: en muchas ocasiones, no hace falta que sea Navidad, cuando llegamos a casa con mucha hambre devoramos todo lo que pillamos y generalmente optamos por comidas rápidas, bollería… Cómete una pieza de fruta antes de la cena de Nochebuena, haz un buen desayuno saludable el día de Navidad, haz una buena merienda, no te ‘guardes las ganas de comer’ para pegarte un atracón, reducirás la ingesta y no te sentirás tan pesada/o después.
  • Comienza con una buena sopa: además de templar el estómago en estas fechas y ser bastante nutritiva, al comerla muy poco a poco, cucharada a cucharada, irá llenando nuestro estómago y esa sensación de hambre se irá calmando.
  • Introduce ensaladas en todas las comidas: todos sabemos que los platos principales en estos días llevan una gran cantidad de grasas saturadas, pues vendrá muy bien acompañar esos platos [lo ideal sería evitarlos, pero es difícil] con ensaladas, que contengan lechuga, hojas verdes… ya que su clorofila ayudará al hígado e intestinos en la metabolización de esas grasas. Recuerda no pasarte con la sal y el aceite en estas ensaladas. También podemos optar por espinacas, acelgas, berros, grelos, col rizada, repollo…
  • Evita el alcohol: ya os he hablado en muchísimas ocasiones de los inconvenientes del alcohol, no te diré que no bebas en estas fechas porque es difícil no hacerlo, pero evítalo durante las comidas, además de dificultar las digestiones, hace que nos relajemos y no seamos muy conscientes de las cantidades que estamos comiendo.
  • Pospón el postre: si después de entrantes, primer plato y segundo plato abundantes te ‘metes’ un postre ultraazucarado, la mala digestión está más que asegurada, espera 30-40 minutos desde el segundo plato y verás que lo más probable es que notes que has comido de más y no te apetecerá postre y si te apetece no será con tanta intensidad porque estarás llena/o.

Lo ideal sería continuar con una dieta saludable también en Navidad, pero espero que estos consejos te ayuden 😉 FBlosdos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s