Leche de almendras, propiedades

Nutrientes sin azúcar añadido 100 ml: 40 calorías, grasas 3,58 g [gasas saturadas 0,28 g, grasas insaturadas 1,7 g], hidratos de carbono 1,4 g, fibra 0,8 g, proteínas 1,51 g, colesterol 0 mg, sodio 5 mg, potasio 52 mg, calcio 30 mg, magnesio 57 mg, fósforo 34 mg

Origen

Su árbol procede de Asia, de las regiones de Persia y Mesopotamia, su nombre proviene del sirio, significa ‘árbol hermoso’. Durante la Edad Media su consumo se extendió desde la Península Ibérica hasta el este de Asia, era además muy empleada en el mundo islámico. El libro de cocina del s. XIV denominado Viandier contiene la receta de esta bebida. Era muy popular en China y Taiwán incluso más que la de soja.

Propiedades

Tiene un altísimo contenido en calcio y en magnesio que ayuda a mantener los huesos fuertes, previniendo la osteoporosis. Sus proporciones de fósforo también ayudan a que el calcio se fije en los huesos. Su aporte de triptófano la hace útil para regular nuestro sistema nervioso en casos de estrés, ansiedad, irritabilidad, insomnio… en combinación con sus vitaminas del grupo B.

Debido a su alto contenido en fósforo favorece el correcto funcionamiento cerebral y está recomendada para tareas intelectuales y especialmente en niños, al activar las conexiones neuronales.

Su manganeso y cobre nos aportan energía y nos ayudan a combatir la formación de radicales libres, previniendo el prematuro envejecimiento celular. En combinación con su potasio la hacen una buena bebida para deportistas. Se recomienda contra la anemia, y para el cuidado de piel, uñas y pelo por su vitamina E.

Tenemos que mirar que no lleve azúcares añadidos y la proporción de almendras, que por lo menos sea de un 6-7%. También la podéis hacer casera os dejo aquí la RECETA DE LECHE DE ALMENDRAS CASERA.

BlogPieAlvaroVargas