Alimentos para un CORAZÓN sano

El corazón controla nuestro sistema circulatorio, se encarga de bombear sangre a todo el organismo desde la vena aorta al resto de arterias, venas, capilares…, vela porque la sangre siempre tenga unos niveles óptimos de oxígeno para que sea efectiva en todas las funciones de órganos, músculos, tejidos… 

Alimentos recomendables para el corazón

· Nueces, sin duda, el alimento del corazón debido a su alto contenido en Omega-3, por eso deberíamos tomar 3-4 todos los días.

· Brócoli, otro de los alimentos estrella de cualquier dieta, por su ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K…

· Chocolate negro, colabora en que nuestras arterias tenga la flexibilidad adecuada para soportar su enorme y constante trabajo, evita que los leucocitos se queden pegados a los vasos sanguíneos

· Fresas, entre sus muchas propiedades, regulan la tensión arterial, protegen la parte interior de los vasos sanguíneos y sus flavonoides mantienen la dilatación adecuada de las arterias.

· Legumbres, regulan el colesterol y los triglicéridos en sangre, los principales causantes de accidentes cardiovasculares

· El aceite de oliva virgen extra, por su contenido de ácidos grasos saludables y sus potentes antioxidantes

Alimentos perjudiciales para el corazón

· El exceso de grasas saturadas, las grasas trans, por todo ello debemos reducir al máximo la ingesta de comida basura, de comida industrial muy procesada, no abusar de los fritos…

· Los huevos, lácteos [especialmente el queso y la mantequilla], carnes rojas, embutidos, bollería industrial por su altísimo contenido de colesterol y grasas saturadas.

· La sal, debemos controlar muy bien el exceso de sal que ponemos a las comidas, pero también fijarnos en las etiquetas de los productos ya elaborados, para prevenir la hipertensión.

· El tabaco, es el mayor enemigo del corazón, un fumador tiene 3 veces más posibilidades de padecer un infarto que un no fumador debido sobre todo a que la nicotina produce alteraciones en la coagulación de la sangre, incrementa los niveles de colesterol malo y reduce los del bueno. Además el monóxido de carbono disminuye la cantidad de oxígeno en la sangre.

Si quieres recibir textos sobre nutrición práctica en tu mail, suscríbete gratis al boletín de los domingos en: alvarovargas.net