¿Las bebidas sin alcohol 0,0 son más saludables?

Actualmente se han puesto muy de moda bebidas alcohólicas como ron o ginebra pero 0,0, es decir, sin alcohol. ¿Es realmente posible que existan estos productos sin alcohol? Y si es así, ¿cómo se elaboran exactamente?. ¿Y la cerveza 0,0?

Cómo se elimina el alcohol

Existen diferentes métodos para eliminar el alcohol de las bebidas alcohólicas, siendo la aplicación del calor la técnica más habitual. Al calentar la bebida alcohólica, el alcohol se evapora antes que el agua ya que su punto de ebullición es inferior al del agua, que es de 100ºC. 

Sin embargo, este procedimiento presenta un problema importante, y es que con las altas temperaturas muchos compuestos organolépticos deseables que intervienen en el aroma y sabor se pierden por el camino. Es lo que sucede si aplicamos esta técnica en los vinos, por ejemplo, bebidas donde el poder olfativo tiene un protagonismo crucial.

¿Cómo se resuelve esto? Pues con la aplicación del vacío. En condiciones de vacío, se consigue que el alcohol se evapore a una temperatura todavía inferior, en torno a los 50-55ºC. De esta forma, la pérdida de propiedades organolépticas es mucho menor. Esta combinación de calor + vacío suele ser la que se utiliza mayormente en la elaboración de los vinos desalcoholizados y otras bebidas destiladas como la ginebra.

Utilizan un marketing cuanto menos engañoso

Dejando a un lado su proceso de elaboración, lo cierto es que el marketing que se utiliza en estas bebidas puede llegar a ser confuso, y sobre todo peligroso. En muchas de ellas sí que se elimina el alcohol por completo, ya que utilizan agua como base de la destilación en lugar de alcohol. Por ello, el término “0,0” siempre que vaya referido al contenido alcohólico es correcto y no llevan alcohol.

Sin embargo, otras bebidas destiladas juegan con el truco de la denominación “light”. Lo que realmente hacen es reducir un 30% el contenido de calorías equivalentes a alcohol. Por lo que sí, las bebidas llevan menos alcohol y por lo tanto menos energía, pero eso no las convierte en una opción saludable como se nos quiere hacer entender.

Ese es el peligro de utilizar estos reclamos en bebidas alcohólicas destiladas, que podemos llegar a pensar que son más saludables. Y no, ya que no existe un contenido recomendado de alcohol que sea seguro para la salud.

¿Y la cerveza sin alcohol o las 0,0?

Pasa un poco lo mismo. La mayoría de las cervezas denominadas sin alcohol, llevan un pequeño porcentaje de alcohol, por lo tanto, no serían recomendables.

Con las cervezas que indican 0,0 no tenemos este problema. Esta sería una bebida, si te apetece, para tomarla de vez en cuando, ya que aunque no tienen alcohol, presentan azúcares simples sin fibra. Alredecor de 10 gramos por lata, el equivalente a casi 3 cucharaditas de azúcar.

UN REFUERZO PARA TUS DEFENSAS: vegvital.com/defensas

¿Es la cerveza tan nutritiva como nos venden?

En los últimos años, quizás solamente meses, se ha comenzado a vender la cerveza como una bebida muy nutritiva, interesante a nivel nutricional, incluso una marca ha puesto en su enlatado la palabra ‘isotónica‘ y en muchas carreras se regala a los corredores para reponer los minerales perdidos, sin tener en cuenta el alcohol que contiene. Pero, ¿es realmente interesante en cuanto a nutrientes? Sigue leyendo

¿Cómo afecta el alcohol a la piel?

Todos sabemos que el consumo de alcohol es nocivo para nuestra salud, según la Organización Mundial de la Salud, un 25% de las muertes entre los 20 y 39 años son atribuibles al consumo de alcohol, pero en esta ocasión me voy a centrar en un aspecto por el que me habéis preguntado en muchas ocasiones, la relación entre el alcohol y la salud de nuestra piel. Sigue leyendo

El alcohol, mal amigo de la buena nutrición

El alcohol se asocia a momentos de celebración, de felicidad… una asociación algo perversa, ya que propicia su consumo de manera habitual y en algunos casos, los más peligrosos, se convierte en una droga evasiva de nuestros problemas cotidianos, el alcohol nos produce una sensación de seguridad que en nuestra vida habitual nos puede faltar, lo que deriva en problemas de alcoholismo con dramáticas consecuencias para nuestra salud y la de la gente que nos rodea.

El 6% de los fallecimientos que se producen a nivel mundial se debe al consumo de bebidas alcohólicas, lo que equivale a 3,3 millones de muertes, casi el 20% de las enfermedades crónicas derivan de su ingesta, a él están asociadas más de veinte patologías y trastornos, especialmente los mentales [demencia, trastorno bipolar, depresión…], los relacionados con el hígado, los riñones y el sistema inmunológico, este último es especialmente relevante, el alcohol agota nuestras defensas lo que supone la vía de entrada perfecta para numerosas enfermedades [datos de la OMS]. Sigue leyendo