Aceite de palma: principales peligros

En los últimos meses habréis oído hablar mil veces del aceite de palma, de lo perjudicial que es para nuestra salud y, lejos de ser alarmista, la inmensa mayoría de las razones para no tomarlo están justificadas. Se obtiene, como su nombre indica, de la palma y la mayor producción se encuentra en el sur de Asia, principalmente Indonesia y Malasia. Su proceso de refinado y calentamiento a altas temperaturas es lo que lo convierte en un alimento nada recomendable. Desgraciadamente la industria de la alimentación lo emplea en numerosísimos productos, porque aporta un sabor agradable y actúa como conservante, está presente en la inmensa mayoría de galletas, bollería, helados, snacks, comida rápida, platos precocinados, congelados, etc. Sigue leyendo

Aceite de palma, características

Nutrientes 100 ml: 884 calorías, grasas 100 g [gasas saturadas 49 g, grasas insaturadas 46 g], Hidratos de carbono 0 g, fibra 0 g, azúcares 0 g, proteínas 0 g, colesterol 0 mg, sodio 0 mg

Origen

La palma es una planta autóctona de África occidental, de la que se obtiene aceite desde hace más de 5.000 años. De ahí fue introducida en América a partir del s. XVI y en el s. XIX en Asia, el mayor productor actual. En las últimas décadas se ha denunciado por diversas asociaciones ecologistas la deforestación de bosques milenarios para su cultivo y la matanza masiva de orangutanes para ocupar su hábitat en pro de la explotación de la palma. Sigue leyendo